3 de mayo | CONOCERME A MI EN DIOS

3 de mayo | CONOCERME A MI EN DIOS

MEDITACIÓN DEL DÍA:

Ante todo debemos pedir a Dios lo que san Agustín: Noverim te, noverim me: Haced, Señor, que yo conozca quién sois Vos y quién soy yo. Aunque infinitamente inferior a Dios, el hombre, hecho a semejanza suya, es su imagen. Dios, y Dios solo puede ser y es el objeto adecuado de las tendencias del hombre; Dios, y Dios solo puede ser y es el centro del hombre, y solo en él puede, por consiguiente, encontrar el descanso su corazón
El ferrocarril. Barcelona 1857, p. 23