14 de enero | EVANGELIO ENCARNADO EN LA VIDA

14 de enero | EVANGELIO ENCARNADO EN LA VIDA

MEDITACIÓN DEL DÍA:

“Todos los cristianos de los primeros tiempos de la Iglesia eran tan ejemplares, que Tertuliano vino a llamarles Compendio del Evangelio; es decir, en su conducta se revelaba, compendiado y puesto en práctica, el mismo Evangelio”
L’egoismo vinto. Roma 1869, p. 74. Retrotraducido en EE p. 427
 

 

Ya de pequeño asistía Claret a la explicación del Evangelio. El ideal de vida con el que soñaba era identificarse con él. Y miraba siempre dónde se realizaba este ideal. Buscaba en los santos un modo concreto de realizarlo. A la hora de juzgar la conducta de los sacerdotes, los sometía a la prueba del estilo evangélico.Claret conoció las calumnias que circulaban contra los sacerdotes católicos y tomó buena nota de ellas, quizá por si en ellas hubiese algo de verdad:“¿Qué sería de la religión católica si tuviéramos que juzgarla por el proceder de la mayor parte, por no decir de todos sus ministros? La degradación moral del Clero va tocando a su cenit. Aumenta de un año a otro, de un día a otro y de una hora a otra… metidos en las intrigas políticas y hechos unos egoístas y traficantes, se olvidan completamente de las palabras de su divino Maestro, que dice: Mi reino no es de este mundo. No estudian ni enseñan la moral… No predican el Evangelio y se ocupan incesantemente en los intereses de partidos políticos…” (Aut 730-731).