Domingo,  27 de Marzo de 2015

resurreccion

Domingo de Pascua

Juan 20, 1-9: “Él había de resucitar de entre los muertos”

 

¡Aleluya, aleluya, aleluya! Paz y bendición a sus hogares, queridos hermanos y hermanas, en este día de gozo pascual. Jesús, el Señor, ha resucitado. Él es la fuerza que sostiene nuestra esperanza.

Durante esta semana el amor de Dios se ha desbordado como un río. La Palabra, la liturgia y la predicación estos días han estado orientadas a despertar y vivificar nuestro espíritu. Dios, el Padre del amor, nos ha enviado a su Hijo para ofrecernos el gran regalo de la salvación.

El Evangelio de este día nos relata cómo María Magdalena va al sepulcro, descubre la tumba vacía y corre en busca de los discípulos para contar lo ocurrido: “se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto”. Pedro y el otro discípulo corren también a la tumba. Contemplan vendas y sudario. Pedro a la puerta consternado por lo que ocurre, el otro discípulo que “ve y cree”. Y termina el relato diciendo que “todavía no habían comprendido que, según la Escritura, él debía resucitar de entre los muertos”.

 La noticia de la tumba vacía corre como pólvora encendida hasta nuestros días. Aquél Jesús que recorrió Galilea anunciando la llegada del Reino, que murió crucificado y resucitó sigue comunicando la fuerza de su buena noticia a la humanidad. Los pobres, los encarcelados, los que lloran, los que no tienen ni pan ni tierra, los excluidos, los que han perdido la esperanza y el sentido de la vida, las familias heridas por el odio… salen con Él de sus tumbas y proclaman la victoria de la misericordia sobre el mal.

Para nuestra familia este es un tiempo de gracia y bendición. Es tiempo de experimentar la fuerza del Resucitado en nuestra existencia. Es tiempo de anuncio, de misión, de proclamar el Evangelio. Es tiempo de fortalecer el amor, de trabajar creativamente, de correr como nuevos discípulos a los sepulcros en los que se encuentran sumidas tantas familias de nuestra patria y hacerles resucitar. Es tiempo para resurgir como evangelizadores en esta tierra, valle de dolor y lágrimas. Contemplemos a Jesús, el autor y consumador de nuestra fe y luchemos decididamente contra la muerte de tantos y tantas.

Este es el tiempo oportuno.

Feliz Pascua 2016

Escucha Radio Claret Digital en www.radioclaret.net las 24 horas.

Cordialmente, P. Freddy Ramírez, cmf.